Test Online
 
Aprendiendo a estacionar

Aprendiendo a estacionar

Aprendiendo a estacionar

Hoy desde Autoescuela Ayala, os queremos dar algunos consejos que a buen seguro os serán de utilidad tanto el díam del examen si teneis que estacionar como en un futuro cuando ya seais expertos conductores.

Estacionamiento en línea en el lado derecho: Cada profesor tiene sus propios puntos de referencia. Aquí resumo los que utilizo para la enseñanza de este tipo de estacionamiento en mis clases prácticas, por lo tanto, serán especialmente útiles a mis alumn@s . Si tenéis alguna duda al respecto podéis dejar un comentario.

1.- Indicamos hacia la derecha y nos situamos en la posición inicial (en paralelo al vehículo que al finalizar el estacionamiento quedará delante del nuestro)

2.- Marcha atrás tomamos la ½ ventanilla (mirar a la ventanilla trasera derecha y hacer coincidir la mitad de la misma con el final del vehículo que tengamos a la derecha) y entonces giramos el volante entero a la derecha.

3.- Seguimos hacia atrás hasta perder de vista al vehículo de detrás por el retrovisor interior, momento en el cual nos detendremos para quitarle dos vueltas al volante (dejando así las ruedas rectas) e iremos hacia atrás hasta tocar suavemente el bordillo.

4.- Ponemos primera y giramos el volante entero a la derecha para avanzar aproximadamente medio metro.

5.- Ponemos marcha atrás y girando el volante entero a la izquierda vamos hacia atrás hasta que el vehículo quede en paralelo al bordillo (lo sabremos porque en ese momento se verá el bordillo por el retrovisor derecho).

Estacionamiento en línea en el lado izquierdo: Los pasos a seguir son los mismos pero los giros del volante serán justo al contrario. El único paso que cambia y que deberás tener en cuenta es el de la ½ ventanilla, ya que en esta ocasión deberás perder de vista al coche completamente (al mirar por la ventanilla trasera de la izquierda de nuestro vehículo)

“Errores más frecuentes en la maniobra de estacionamiento”

– Aproximarte a la posición inicial demasiado rápido: Es importante que cuando te dispongas a estacionar, controles la velocidad de aproximación para poder mantener una separación lateral suficiente y no pasarte demasiado, quedándote en paralelo al vehículo que quedará delante del nuestro cuando haya finalizado el estacionamiento.

– No indicar la maniobra de estacionamiento o hacerlo muy tarde: Recuerda que debemos indicar con suficiente antelación para que al vehículo que pueda venir por detrás le dé tiempo a reaccionar, dejándonos espacio para ir marcha atrás.

– Olvidarse de coger la ½ ventanilla: Recuerda que el motivo de este paso es no poner en peligro al coche que tenemos justo a lado así, que si te olvidas seguramente lo rozarás al ir marcha atrás.

– Olvidarse del paso 3 por completo: Es importantísimo que pares el coche cuando pierdas de vista al de atrás para poner las ruedas rectas si no lo haces, no podrás estacionar o lo harás fatal. Este es el paso que se olvida con más frecuencia así que apréndetelo bien.

– Golpear el bordillo demasiado fuerte: Subirse en el bordillo es una falta eliminatoria, tocarlo suavemente no es nada. Si no quieres fallar en este paso acércate en dos veces, la primera parte puedes ir más confiado, hasta que intuyas que ya estas cerca, momento en el que paras, para continuar aproximándote al bordillo más lentamente.

– En el paso 4, pasarte del medio metro: Si te pasas el resultado final será un coche muy separado del bordillo. Recuerda que el objetivo de este paso no es acercarse lo máximo posible al vehículo de delante, sino separarse del bordillo lo justo para que después quede bien pegado al mismo.

– Golpear al coche de delante o de detrás: Esta falta no es tan frecuente pero al ser eliminatoria creo que debes tenerla muy en cuenta.