Test Online
 
Cómo poner las cadenas para la nieve

Cómo poner las cadenas para la nieve

Cómo poner las cadenas para la nieve

Consejos para la conducción en condiciones extremas, cómo poner las cadenas y el mantenimiento del vehículo.

Las heladas y las nieves provocan que tanto puertos de montaña como algunos pueblos de la península se hayan bloqueado. Es por esto que desde la DGT piden prudencia y el uso de cadenas para la nieve.

Para muchos conductores, este dispositivo representa un objeto desconocido y lleno de prejuicios.

¿Cuáles son los problemas más comunes?

Muchos automóviles son definidos por los mismos fabricantes como «no encadenables», esto es porque el espacio entre la rueda, la estructura del coche y otras piezas internas no permite el montaje de cadenas por el riesgo de dañar gravemente el coche.

La cuestión se puede resolver adquiriendo cadenas más finas. Dichas cadenas no superan los 7 milímetros de espesor, a diferencia de los 9 o 10 milímetros de las más comunes.

El montaje de cadenas, paso a paso

Desde Autoescuela Ayala te ofrecemos cinco pasos para la perfecta colocación de las mismas:

1. El coche debe estar situado en un lugar plano y las cadenas deben ser colocadas en las ruedas tractoras, que suelen ser la delanteras. En un vehículo 4×4, hay que colocarlas en las cuatro.

2. La cadena debe estar totalmente estirada y se debe pasar un extremo por detrás del neumático y asegurarnos de que ningún trozo de ésta queda atrapada. La cadena tiene que correr con facilidad para ambos lados.

3. Hay que levantar los dos extremos del aro y engancharlos en el centro para dejarlo colocado en la parte interior de la rueda.

4. Después debe engancharse la cadena de color a cualquier extremo de la cadena principal tras pasarla por el soporte tensor. Es necesario que queden muy tensas.

5. Para quitarlas, se debe desabrochar la cadena de color del soporte tensor, y desmontarla.

Consejos para conducir con cadenas

1. Con las cadenas puestas no se debe circular a más de 50 km/h.

2. Tras recorrer unos metros con las cadenas es necesario revisar si se ha soltado algún enganche o si la cadena está suelta y golpea la rueda.

3. Hay que evitar los acelerones y frenadas bruscas. Las cadenas en la ruedas no pueden sustituir a la prudencia.

4. Al circular con cadenas sobre calzadas sin nieve o hielo se precisará un mayor recorrido para la frenada. Es recomendable quitarlas cuando termine el tramo de nieve.

5. Antes de guardarlas, hay que lavarlas y secarlas para evitar que se dañen con la sal.

Cuando se cambia de automóvil es necesario revisar si las medidas de las cadenas son las adecuadas para las ruedas nuevas y comprobar si su homologación es todavía válida.

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter