Test Online

Las ciudades más peligrosas para conducir

Si eres conductor/a habrás vivido en alguna ocasión situaciones al volante que han podido rebasar los límites de tu paciencia. Atascos interminables, peatones que no respetan las señales  o caos circulatorio son sólo algunos de los casos en los que ponemos a prueba nuestra pericia como conductores. Pero si piensas que en tu ciudad conducir se puede convertir en una pesadilla, en Autoescuela Ayala os vamos a mostrar aquellas ciudades del mundo donde conducir es toda una profesión de riesgo.

Si tienes que viajar fuera y necesitas coger tu coche para realizar un desplazamiento a una gran ciudad has de tener en cuenta cuáles son las ciudades más caóticas al volante, así como las diferentes normas de circulación que existen entre los diferentes países ¿Tienes la suerte de vivir en alguna de estas ciudades?

Ranking de las ciudades más peligrosas para conducir

Barcelona (España)

La Ciudad Condal es una de las ciudades del mundo con mayor afluencia de turistas. Gente de todas partes del planeta acuden a esta bella ciudad en cualquier época del año para visitar maravillas arquitectónicas como La Sagrada Familia o disfrutar de un relajante baño en sus inmensas playas. Pero no todo es de color de rosa, ya que dicha masificación se hace notar entre los conductores, hastiados de la gran afluencia de vehículos en las zonas más céntricas.

Dublín (Irlanda)

Según un reciente estudio los habitantes de Dublín pierden en torno a 246 horas al año sentados al volante, ya sea por los numerosos atascos en el casco histórico de la ciudad o por la masiva afluencia de habitantes y turistas. Al igual que en la mayoría de las ciudades europeas resulta toda una quimera encontrar aparcamiento en la ciudad.

Bogotá (Colombia)

La capital colombiana es, sin lugar a dudas, la absoluta ganadora en este controvertido ranking. Bogotá tiene la dudosa distinción de ser la ciudad del mundo donde los conductores emplean más horas dentro de su coche por culpa de los atascos de tráfico. La deficiente red de comunicaciones de la ciudad es la causante de sus numerosas retenciones en el tráfico.

París (Francia)

La ciudad del amor es también la ciudad de los atascos. Esta preciosa ciudad cuenta con algunos tramos adoquinados, en los que nuestro vehículo puede sentirse resentido en sus prestaciones. Además, la inexistente señalización de algunas de las rotondas produce en la mayoría de los casos confusiones y colisiones entre los vehículos de la ciudad. Una absoluta pesadilla para cualquier conductor.