Test Online

¿Puedo conducir en chanclas en verano?

Conducir en chanclas

El verano es uno de los momentos del año en los que hay más desplazamientos. Al volante siempre hay que llevar mucha precaución y también hay que tener en cuenta algunos aspectos que es posible que desconozcas pero que te puedan causar una sanción.

Comer, beber y fumar al volante

Durante la conducción muy larga en muchas ocasiones te puede entrar hambre o sed y no puedes parar el coche para merendar. Si te pones a tomar tu bocadillo con refresco mientras conduces, te puede caer una sanción de tráfico que podría llegar hasta 200€.

Sobre el controvertido tema de fumar en el coche siempre se ha hablado mucho como un factor de distracción al volante. Si es tu forma de relajación mientras conduces, ten cuidado porque si tiras la colilla por la ventana te pueden tocar pagar la multa de 200€ y retirada de 4 puntos.

Sin camiseta y con el codo fuera

Con mucho calor fuera y dentro del coche caemos en la tentación de ir sin camiseta y apoyar el codo en la ventanilla. ¡Ojo! Si conduces sin camiseta te puedes llevar una sanción de hasta 100€. El principal objetivo de la DGT al poner esta sanción es proteger al conductor frente las heridas graves por parte del cinturón en un hipotético accidente. Por bajar la ventanilla y sacar el brazo puedes ser sancionado con la multa hasta 100€ por no mantener la posición adecuada e, incluso, con 200€ si fuera considerada una conducción negligente.

Las chanclas no recomendables

Es cierto que no existe ninguna ley concreta que prohíba conducir el coche en este tipo de calzado. No obstante, el artículo 17 del Reglamento General de Circulación dice: Los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos. La falta del calzado cerrado se puede interpretar por oficiales de policía como una conducción negligente y que no se están poniendo las precauciones necesarias en la conducción. Este incumplimiento de la ley puede suponer la multa de hasta 200€. La DGT no recomienda el uso de las chanclas al volante porque reduce la superficie de apoyo y agarre. Además, existe la posibilidad de que el zapato se enganche bajo el pedal, lo que podría provocar un accidente.

Esté o no multado, desde Autoescuela Ayala te recordamos que un calzado adecuado y los comportamientos bajo las normas vigentes son imprescindibles para seguridad vial. Por ello, si vas a la playa o la piscina recuerda llevar un par de deportivas y ropa para cambiarte.