Test Online
Notas Exámen
Hombre bostezando en coche

¿Cuándo aparece la somnolencia durante la conducción?. Principales síntomas y recomendaciones a seguir

Mujer enferma sacando pastillas de una botella

Muchas veces no nos percatamos de que la actividad de conducción presenta cierta complejidad ya que mientras conducimos hay aspectos importantes que entran en juego como la capacidad de reacción, la capacidad cognitiva o la capacidad física. Dicho eso, el conducir nuestro vehículo bajo los efectos del sueño, fatiga o somnolencia puede hacer que no se pueda garantizar la seguridad durante el trayecto.

La somnolencia durante la actividad de conducir se relaciona con numerosos casos de accidentes de tráfico ya que el sueño afecta negativamente a las capacidades que se han comentado anteriormente. Hay que destacar que entre los accidentes relacionados con el sueño, no sólo existen los casos en los que el conductor se queda plenamente dormido, sino que la propia fatiga o la somnolencia influyen muy negativamente en la capacidad para circular garantizando la seguridad.

El hecho de caer profundamente dormido no es algo que pase de manera inmediata, nuestro cuerpo nos avisa de que necesita descansar a través de diferentes síntomas: bostezos, picor de ojos, etc. nos alertan de que estamos cansados y en estado de somnolencia por lo que es importante atender a estas reacciones físicas para detener el vehículo y proceder a realizar un pequeño descanso que nos haga recuperarnos.

Alteraciones principales que genera la somnolencia en el conductor

Dentro de todos los efectos negativos que entraña el conducir bajo los efectos de la fatiga y el sueño podemos destacar los siguientes cinco:

  • Incremento del tiempo de respuesta.
  • Disminución de la concentración.
  • Disminución de la velocidad en la toma de decisiones.
  • Aumento de las distracciones y errores.
  • Alteraciones en los sentidos: vista, tacto, oído.

Recomendaciones para combatir el sueño mientras realizamos un trayecto

Con el fin de evitar los accidentes derivados del sueño es recomendable seguir siempre una serie de recomendaciones antes de iniciar la actividad de conducir.

  • Tener unos hábitos de sueño adecuados:
  • Aunque parezca algo obvio, el sueño se combate con un correcto descanso. Dormir entre siete y nueve es fundamental para evitar episodios de somnolencia durante la conducción.

  • No comer comidas muy copiosas antes de conducir:
  • Cuando se va a conducir después de comer es importante no ingerir comidas copiosas, comer demasiado o consumir bebidas alcohólicas, ya que van a influir negativamente en nuestra capacidad de atención al hacer que nos encontremos cansados.

  • Hacer una parada si notamos síntomas de sueño:
  • Si hemos detectado síntomas de fatiga mientras estamos conduciendo, lo mejor es actuar con coherencia y realizar una parada para descansar entre 20 y 30 minutos antes de reanudar la marcha de nuevo. Esto hará que recuperemos la energía necesaria para tener nuestros sentidos plenamente operativos de nuevo y evitemos los graves accidentes a los que está asociada la somnolencia.