Test Online

Errores que cometemos a la hora de coger el volante

Con el paso de los años a la hora de conducir, muchos de nosotros cometemos ciertos errores y adquirimos vicios de conducción que pueden ser peligrosos para nuestra seguridad y la de quienes viajan con nosotros. Conducir con una sola mano, conducir descalzo en verano, apoyar el codo en la ventanilla;  y otros vicios de conducción más peligrosos como atender al teléfono sin manos libres o escribir en Whatsapp mientras se conduce.

En Autoescuela Ayala trabajamos para inculcar a nuestros alumnos las prácticas y normas de conducción más adecuadas para preservar su seguridad en la carretera. En este nuevo artículo de #BlogAyala vamos a profundizar en un controvertido tema como es el de saber coger el volante ¿Cogemos el volante de nuestro vehículo de la manera adecuada? ¡Vamos a descubrirlo!

¿Qué dice el reglamento sobre la forma de coger el volante mientras conducimos?

Si nos ceñimos al artículo 18 del Reglamento General de Circulación, éste obliga al conductor a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía, además de permanecer en una posición adecuada y erguida durante la conducción.

¿Cuál es la recomendación de los expertos a la hora de coger el volante?

Los expertos y profesionales de la automoción recomiendan a todos los conductores coger el volante con una mano a cada lado, ligeramente por encima del eje central, simulando a las agujas del reloj marcando las 10 y 10. De ese modo tenemos en todo momento el control de movimientos del vehículo y la seguridad de poder tomar su control en caso de incidencia.

¿Qué errores cometemos a la hora de coger el volante?

  • Conducir con una mano al volante y otra en la palanca de cambios: Para preservar la seguridad de los conductores las dos manos han de estar en contacto con el volante, excepto cuando tenga que realizar un cambio de marcha.
  • Sujetar el volante por la parte interior: El volante ha de ser sujeto por su zona exterior y nunca por los agarres interiores que están próximos al claxon.
  • Conducir con las dos manos elevadas: Las manos nunca deben colocarse muy pegadas en la zona superior del volante o juntarlas en la zona inferior.
  • Conducir con una mano apoyada en la ventanilla: Además de suponer un peligro para el conductor del vehículo, conducir con una mano por la ventilla disminuye la capacidad de reacción al volante en caso de improviso o accidente.