Test Online
Notas Exámen

Los efectos de los medicamentos naturales en la conducción

¿Conocemos el verdadero peligro de consumir algunos de estos fármacos?

Los accidentes de tráfico son una de las principales causas de mortalidad en Europa, y el consumo de según qué sustancias puede afectar en muchos de estos accidentes. La seguridad en la conducción, generalmente se ve afectada por diferentes factores, de hecho, incluso los medicamentos que usamos para aliviar la gripe o el resfriado, pueden afectar a nuestro nivel de atención y respuesta en la carretera. Por lo general, se cree que las medicinas naturales no son tan perjudiciales para nuestra capacidad de conducción como las medicinas tradicionales, pero esto no implica que sean aptas en su totalidad a la hora de conducir.

Desconocimiento

En cuanto a los medicamentos naturales, se elaboran generalmente mediantes plantas, hierbas o derivados de estas como raíces o aromas. La mayoría de los conductores conocen los principales factores de riesgo en la conducción, como el consumo de drogas, conducir bajo los síntomas de diferentes enfermedades o el cansancio entre otros. No obstante, existen otros riesgos que no se deben menospreciar, entre los que se encuentra el consumo de fármacos o medicamentos naturales.

Al ser de origen natural, se puede entender que tendrán un impacto positivo en nuestro organismo y que no nos causarán ninguna complicación. Aproximadamente un 80% de las personas que consumen estas medicinas  desconocen el posible riesgo. Si bien muchos de ellos tienen un demostrado efecto terapéutico, también pueden producir cansancio o mareos en la carretera afectando claramente a nuestras capacidades para controlar el vehículo.

Efectos

Desde 1992, dentro de la Unión Europea, los medicamentos comercializados en los países miembros, son clasificados según su grado de efecto en la conducción en tres categorías. Por ejemplo, en medicamentos antigripales encontramos una advertencia en el envase para que tengamos en cuenta sus posibles efectos a la hora de conducir.

Sin embargo, algunos medicamentos elaborados a base de hierbas naturales, no aportan esta información. Por lo tanto, desconocemos el impacto real que pueden tener en nuestro organismo, y cómo esto afectará en la carretera.

Es sabido que los fármacos psicotrópicos, sobre todo las benzodiacepinas,  utilizados como sedantes o hipnóticos y los antihistamínicos utilizados para tratar las alergias aumentan el riesgo de accidente de tráfico. Además, otros remedios caseros para combatir la ansiedad y relajarnos pueden ser contraproducentes a la hora de conducir nuestro vehículo.

Por tanto, una vez sabido el riesgo que esto supone, recomendamos consumir solamente aquellos medicamentos que especifiquen sus ingredientes, así como sus posibles efectos, y evitar en la medida de lo posible, ingerirlos antes de la conducción.