Test Online
 
reducir-marchas-correctamente

Aprendiendo a reducir marchas

reducir-marchas-correctamente

Aprender a reducir correctamente las marchas es muy importante a la hora de conducir. Con un correcto comportamiento podemos hacer que el motor se conserve mejor o reducir el consumo de combustible. Desde Autoescuela Ayala te enseñamos cómo.

Consejos prácticos para aprender a reducir de 3ª a 2ª

En éste artículo te damos las claves para llever a cabo una reducción de forma sencilla, si te queda alguna duda al respecto déjanos tu comentario. 

¿Cuándo utilizamos esta reducción?

Como norma general esta reducción se utiliza cuando estamos aproximándonos a un semáforo en rojo, como maniobra previa a la detención del vehículo.

  • Un menor desgaste de los frenos al hacer uso del freno motor y así no necesitar ejercer tanta presión sobre el freno de servicio.

  • Una reducción progresiva de la velocidad del vehículo y por lo tanto una frenada suave.

  • Favorecer una conducción económica (ahorrando combustible) y ecológica (reduciendo la emisión de gases).

Pasos a seguir en una reducción de este tipo

El primer paso es dejar de acelerar (decelerar) y pasar el pié al freno de servicio para presionarlo suavemente bajando así la velocidad hasta aproximadamente unos 30 km/h. Al mismo tiempo que se va frenando debemos pisar embrague y cambiar a segunda. Es importante que se coordinen las dos acciones, la frenada y el cambio de marcha ya que así haremos la reducción en la mitad de tiempo.

A continuación debemos soltar el embrague con suavidad y en dos partes. En la primera parte levantamos hasta el punto de fricción, es decir hasta que empezamos a escuchar el ruido del motor, en ese momento inmovilizamos el pedal durante 1 segundo aproximadamente, ésta es la más importante ya que posibilita una reducción suave y sin tirones. La segunda parte se debe soltar para que el mecanismo del embrague se acople totalmente y este no sufra daños, esta parte se debe soltar más rápidamente que la primera.

Detalles a tener en cuenta:

  • Si se frena por debajo de los 30 Km/h la reducción ya no tiene sentido, pues iremos tan lentos que el freno motor no retendrá al vehículo.

  • Si estimamos que no nos va a dar tiempo a hacer la reducción es mejor no hacerla, simplemente presionaremos freno hasta que el coche pierda velocidad y entonces presionamos el embrague.

  • Presta atención al cambio de 3ª a 2ª ya que es muy común confundirse y meter 4ª.

¿Cuándo debo empezar a reducir?

La reducción a segunda debe hacerse aproximadamente a unos 50 metros del lugar donde pretendemos detenernos.

En las primeras fases de aprendizaje se debe empezar antes, aproximadamente unos 100 metros, ya que la secuencia de movimientos no podrá ejecutarse con suficiente fluidez, poco a poco se irá automatizando y se realizará de forma más intuitiva.